Martes 21 de Mayo de 2024

Hoy es Martes 21 de Mayo de 2024 y son las 04:18 -

24 de agosto de 2023

Boca y Racing no se sacaron ventajas y la serie quedó abierta

El Xeneize buscó hasta el final y no podrá llegar a Avellaneda con una ventaja. Los de Gago se llevan el punto que vinieron a buscar en La Bombonera.

Boca y Racing empataron sin goles en el duelo de ida de los cuartos de final de la CONMEBOL Libertadores y la serie quedó abierta. El Xeneize fue superior, dominó y tuvo las más claras, pero le faltó eficacia para concretar la ventaja por la que luchó durante toda la noche. La lesión de Valentín Barco encendió las alarmas.

Jorge Almirón guardó el equipo hasta último momento. La duda de Cavani, la incógnita del planteo que pondría en cancha y el poderío ofensivo que pondría en cancha estaba todo entre interrogantes buscando sorprender a Gago desde la táctica.

Pero los trucos no funcionaron, Racing tenía en claro lo que iría a buscar al Alberto J. Armando y se plantó en campo propio esperando que el local hiciera todo el esfuerzo para golpearlo de contra, cuando su defensa esté desprotegida. Sufrió, estuvo cerca de quedarse con nada, pero con el correr de los minutos los de Almirón fueron perdiendo claridad y todo terminó en una aburrida igualdad.

Avasallante, con los desbordes del Colo Barco, y Frank Fabra por izquierda y las escapadas de Cristian Medina tratando de asistir a un movedizo y solidario Edinson Cavani, Boca se hizo dueño del partido durante todo el primer tiempo.

Un potente cabezazo de Edinson Cavani, que Gabriel Arias atajó con una gran reacción, la gran salvada de Nicolás Oroz en la línea tras una jugada por la izquierda que llegó a desviar con una increíble precisión para que la pelota no terminara en gol en contra y un gran frentazo de Figal que se fue por arriba, demostraron el dominio de un equipo que prácticamente no tuvo que preocuparse defensivamente en la primera parte.

Segundos antes del entretiempo, ocurrió uno de esos episodios que cambian los partidos. Una fuerte patada dejó afuera a Barco, el lateral que esta noche jugó como volante empujaba a Boca hacia adelante con su vértigo y gambeta. A poco del inicio del complemento debió salir lesionado y los de Almirón perdieron su picardía ofensiva.

Para el Xeneize todo fue más complejo, aunque mantuvo el dominio ya no tenía la frescura ni las energías del primer tiempo. Sintió el desgaste y ya no fue tan punzante sobre el arco rival. De todos modos Miguel Merentiel tuvo una clara chance de convertir, tras una buena asistencia de Cavani, también lo tuvo Lucas Janson y más tarde Exequiel Zeballos, pero el resultado fue el mismo toda la noche.

Y así se le escaparon los minutos finales a Boca. Almirón llenó el área de Racing de delanteros, terminando el encuentro con sus tres delanteros punta en el campo de juego. El motivo que hay para celebrar en el banco boquense fue la piedad del árbitro con Marcos Rojo, que debió irse expulsado por un golpe claro sobre el rostro del rival.

Racing se fue sonriente, con la ilusión de golpear de local, de recuperar a su gran estrella Roger Martínez para el choque de la semana que viene y de explotar los errores defensivos de un equipo que, jugado al ataque suele quedar mal parado.

Serie abierta, todo puede suceder, hay promesa de una noche apasionada la próxima semana.

 

COMPARTIR:

Comentarios