Miércoles 28 de Febrero de 2024

Hoy es Miércoles 28 de Febrero de 2024 y son las 10:14 -

LOCALES

29 de diciembre de 2023

Promueven una fiesta de Año Nuevo con mayor empatía y menos ruido

La Municipalidad capitalina recuerda que continuarán los controles en la venta de pirotecnia para pasar la fiesta de Año Nuevo en familia, con “Más luces y menos ruido”, evitando, de esta manera, el uso de pirotecnia que superen los decibeles aceptables de ruido y que dañan a las personas autistas y los animales.

La concejal Beatriz “Kitta” Segovia, ex Directora de Zoonosis y Protección Animal de la comuna, se refirió a las acciones que se llevan a cabo desde le Municipalidad para disminuir el uso de pirotecnia en la ciudad en la que “existe una ordenanza, y puedo asegurar que, desde el área competente, que es la Dirección de Bromatología, los controles se llevan a cabo y en los cuales colaboramos de manera constante”.

En tal sentido, recordó que el fin de semana pasado se “han decomisado más de 12.800 productos de pirotecnia por venta no autorizada” y explicó que “la ciudad se agrandó, lo cual condiciona al control teniendo en cuenta la cantidad de inspectores con la que cuenta la comuna, y en ocasiones muchos comerciantes los evaden”.

“Nosotros hemos hecho muchas campañas durante el año, mostramos videos, hemos hablado con padres en escuelas, y no solo en proximidades de las fiestas”, amplió Segovia.

Respecto a los efectos que causa el ruido de los petardos, la funcionaria mencionó que “debemos tener en cuenta que los animales cuentan con los mismos síntomas de niños autistas, en ellos notamos que tienen taquicardia, comienzan a sudar, no tienen control sobre sí mismos y se autolesionan. También caen en llanto, desesperación, querer agredir al que tienen enfrente, se encierran”. 

Por tal motivo, es importante que “la gente tome conciencia de no comprar pirotecnia con ruido y explicar a los niños el motivo”. Además, es recomendable que uno o dos días antes de Año Nuevo “tengan a sus animales dentro de la vivienda, no dejarlos salir para evitar que se pierdan ante algún estruendo, y si ven un comunitario se lo puede poner a resguardo por una noche”.

Por último, hizo referencia a los cuidados de los animales durante la celebración, como la de “ponerlos en una pieza con un ventilador con ruido para aislarlo de la pirotecnia” y evitar “darle calmantes porque los inmoviliza, pero siguen escuchando y es peor”. 

Según datos del CeMAA, durante la celebración de Navidad no hubo casos de mordeduras o animales heridos por pirotecnia, pero sí numerosos perros perdidos. 

 

COMPARTIR:

Comentarios