Miércoles 28 de Febrero de 2024

Hoy es Miércoles 28 de Febrero de 2024 y son las 10:31 -

MUNDO

4 de diciembre de 2023

Amazon y SpaceX, rivales y socios, firmaron un contrato para el lanzamiento de satélites

Jeff Bezos líder global del e-commerce, contrató estratégicamente al magnate Elon Musk, dueño de la empresa aeroespacial para lanzar sus satélites de internet a mediados de 2025.

Son rivales públicamente declarados, Elon Musk y Jeff Bezos, ambos son magnates y además de liderar cada uno dentro de los rubros donde desarrollan actividades sus empresas, también comparten el interés por llevar la delantera en la carrera espacial. Sin embargo, los negocios son negocios, y cuando conviene acercarse para lograr los objetivos empresariales, los grandes directivos saben mirar adelante.

En ese contexto, ambas compañías firmaron un acuerdo estratégico, que en lugar de enfrentarlos, los potencia. En ese marco, el gigante del comercio electrónico recurrió a Space X, la compañía aeroespacial de Musk, para recibir su colaboración en el lanzamiento de satélites con transmisión de Internet. De modo que Amazon anunció la firma del acuerdo, el pasado viernes, mediante un comunicado de prensa el viernes donde precisó que la compañía “asegura tres lanzamientos con SpaceX para respaldar la implementación del Proyecto Kuiper”.

Se espera que los Falcon 9 de Elon Musk, puedan ser lanzados para estas misiones “a mediados de 2025”, detalló el comunicado. Ello pese a que las dos empresas son competidores directos dentro de la misma industria. De hecho el fundador de Amazon, Jeff Bezos, va detrás de sus propios sueños y ambiciones espaciales que espera materializar mediante su propia compañía de cohetes, Blue Origin. Por su parte, SpaceX lleva larga delantera en la carrera, mediante el lanzamiento de sus cohetes y puesta en órbita de su imponente constelación satelital de internet.

Lo cierto es que tras la firma del acuerdo, los satélites de Project Kuiper llegarán a la órbita terrestre baja viajando en el icónico cohete Falcon 9. El sistema de lanzamiento de Musk es imbatible en la actualidad, en relación fiabilidad-precio, y hasta el momento ya completó con éxito más de 270 misiones.

Enemigos públicos

Son rivales comerciales, enemigos públicos declarados abiertamente ante el mundo con un historial de enfrentamientos y burlas grotescas en redes sociales. No obstante, Musk y Bezos, con inteligente mirada empresarial se unieron en el mundo de los lanzamientos de cohetes. El objetivo es poner en órbita los satélites de Amazon, aunque algunos seguirán viajando rumbo a las estrellas propulsados por el New Glenn, el gran cohete fabricado por Blue Origin.

Pero ante inesperadas dificultades y contratiempos que se presentaron en el camino, el sueño del lanzamiento propio de Amazon se retrasó durante varios años. Desde la compañía esperan poder hacerlo, siendo extremadamente positivos, el año próximo.

La reciente firma del acuerdo comercial no tapa una historia marcada por la rivalidad. El servicio de internet satelital que brinda Starlink de SpaceX, lleva largos años de delantera y liderazgo dentro de la industria aeroespacial y la clara muestra es que ya cuenta con más de 5.000 satélites en órbita.

Por su parte, Amazon trabaja enfocada en desarrollar el denominado Proyecto Kuiper, su propia constelación de miles de satélites de Internet, con el ambicioso pero no exclusivo objetivo de transmitir conectividad a cualquier lugar del planeta. Lo cierto es que Amazon está muy por detrás de su competidor. De hecho Starlink se presenta en su sitio web oficial como “Internet de alta velocidad, disponible en casi cualquier lugar del mundo”.

Rivales y socios, demanda mediante

Es una realidad que la compañía de Bezos, debió hacer frente a un reclamo judicial por parte de sus accionistas, debido a que aparentemente, habría evitado con innumerables excusas la contratación de Space X, para el lanzamiento de sus satélites, solo por el hecho de ser su competidor. La firma de comercio electrónico cambió de opinión, después que los miembros del consejo administrativo de la compañía y varios inversionistas tomarán conocimiento de la situación.

Esta postura rígida e imperativa, que llevó a la negativa deliberada de Amazon, derivó en una demanda por poner en riesgo los lanzamientos de Project Kuiper. La compañía fundada por Bezos fue noticia en abril de 2022 por la firma de contrato por miles de millones de dólares para lanzar los satélites en 77 cohetes construidos por Blue Origin, otra de sus empresas. 

La demanda fue impulsada por The Cleveland Bakers y Teamsters Pension Fund en agosto pasado, y entre los fundamentos alega que los ejecutivos de Amazon “incumplieron consciente e intencionalmente sus responsabilidades fiduciarias más básicas”. Ello claramente al haber renunciado a la opción de realizar lanzamientos exitosos en cohetes construidos por SpaceX, a quien los demandantes reconocen como "uno de los proveedores de lanzamiento más rentables".

Desde Amazon, en aquel momento aseguraron en su defensa: “las afirmaciones de la demanda carecen completamente de fundamento y esperamos demostrarlo a través del proceso legal".

 

Un cambio de rumbo

En el comunicado de prensa difundido el viernes último, Amazon precisó que el acuerdo firmado previamente con las otras compañías "proporciona capacidad suficiente para lanzar la mayoría de nuestra constelación de satélites, y los lanzamientos adicionales con SpaceX ofrecen aún más capacidad para respaldar nuestro calendario de despliegue".

Además, según destacó la compañía, el acuerdo con SpaceX permitirá reducir riesgos de retrasos y avanzar con la puesta en marcha del Project Kuiper, la iniciativa de Bezos para ofrecer un servicio de Internet satelital en zonas del planeta sin conectividad. Por el momento, Amazon tiene dos prototipos de satélites en órbita, y apunta a elevar su constelación a unos 3.200. La compañía planea comenzar a probar el servicio beta con los clientes hacia fines de 2024.

Amazon da los pasos iniciales en su plan y lanza los primeros satélites del Proyecto Kuiper con el objetivo de crear una megaconstelación, y ser competencia directa de SpaceX. Por su parte, el Falcon 9 de SpaceX, hoy es un vehículo de lanzamiento insuperable “para el transporte confiable y seguro de personas y cargas útiles a la órbita terrestre y más allá, que ha completado más de 270 lanzamientos exitosos hasta la fecha”, detalló el comunicado.

La historia los terminó uniendo, y hoy son rivales y socios en el espacio. (perfil)

COMPARTIR:

Comentarios