Violó a la nieta con retraso madurativo de su pareja, se dio a la fuga y después de nueve meses lograron detenerlo

0
4

La víctima era 29 años menor que él y quedó embarazada por el hecho. El hombre estuvo 9 meses escapando de la justicia, hasta que fue detenido en Misiones.

Oscar Velázquez, el hombre de 54 años que en marzo de 2019 violó y embarazó a la nieta de su pareja que tenía un retraso madurativo y se le practicó la interrupción legal del embarazo conforme al protocolo del Ministerio de Salud, fue detenido en las últimas horas en la provincia de Misiones tras estar más de nueve meses prófugo.

Desde la fiscalía a cargo de Andrea Gómez se implementarán las medidas para hacer efectivo el traslado de Velázquez a Mar del Plata, donde cometió el aberrante delito. Una de las singularidades de la historia que el año pasado dio a conocer el sitio marplatense 0223 fue que el imputado había sido detenido y que poco después fue liberado por decisión de la Cámara de Apelaciones y Garantías.

Cuando los resultados del estudio de ADN -realizado a los restos oculares que se preservaron tras la práctica de la interrupción legal del embarazo que se hizo en el HIGA- lo confirmaron con un 99,9 por ciento de certeza y por la breve declaración que la víctima dio en cámara Gesell, la fiscalía solicitó la nueva detención de Oscar Velázquez, pero el sujeto escapó de la ciudad.

Velázquez vivió con la abuela de la víctima -de 23 años- por más de dos décadas y cuando en marzo del año pasado supo que había ido al hospital por una consulta se escapó en el auto de su pareja y no volvió a trabajar. El abuso quedó al descubierto cuando la joven de 23 años ingresó con un cuadro de deshidratación e infección al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) y descubrieron que estaba embarazada.

«Antes de que este hombre confesara que había sido él, ella decía que quería tenerlo, pero cuando supo que él había hablado empezó a decir que no», sostiene la madre de la víctima. Ese día, S. (su identidad permanece reservada por razones de privacidad) «se puso a llorar tanto, tenía tanta angustia que se quería quitar el suero y salir del hospital».

Días después Velázquez se entregó en la Comisaría de la Mujer y la Familia. El sujeto fue imputado del delito de abuso sexual agravado con acceso carnal y recuperó la libertad dos meses después cuando la Cámara de Apelaciones y Garantías revocó la prisión preventiva solicitada por la fiscal Gómez al considerar que había pocas pruebas y que la medida de coerción era insostenible.

La titular de la Unidad Fiscal de Instrucción 4 ya está en condiciones de solicitar la elevación de la causa a juicio y en virtud de la pena en expectativa pidió la detención del imputado que, nueve meses después, se hizo efectiva en la ciudad de Posadas.

FUENTE:cronica

Comentários no Facebook