Una vecina se negó al pedido de la policía de finalizar una fiesta que realizaba en su casa

0
11

Una fiesta privada que se estaba desarrollando ayer a la madrugada en el barrio COVIFOL fue denunciada por vecinos del sector y cuando la Policía acudió para verificar el hecho, la propietaria de la vivienda insultó a los funcionarios, ingresó a la casa y levantó aún más el volumen de la música según informaron fuentes policiales.

Ocurrió en un inmueble de la calle Saavedra al 2.500 donde un grupo de personas estaba participando de un festejo, que fue denunciado a la Policía por los vecinos de las adyacencias.

Efectivos del Comando Radioléctrico fueron al lugar y confirmaron que dentro de esa casa estaban escuchando música en un volumen superior a lo permitido. También vieron en la vereda varias motos y vehículos estacionados a lo largo de la cuadra.

Los policías fueron atendidos por una mujer de 47 años que refirió ser la propietaria de la casa, a quien le pidieron que concluya la fiesta debido a la queja de vecinos, además de estar incumpliendo normas derivadas de la emergencia sanitaria.

La mujer recriminó a los uniformados, ingresó a su propiedad y continuó con la fiesta familiar.

Los policías labraron el acta correspondiente y remitieron las actuaciones a la Subcomisaría Enri Omar Alvarenga, iniciándose una causa contravencional con intervención del juez de Paz de Menor Cuantía de turno.

FUENTE:lamañana

Comentários no Facebook