Última paciente recuperada: “La atención y la calidez humana en el Evita fueron increíbles”

0
7

Una vez instalada, la mujer se mostró feliz de volver a su hogar y destacó la atención que recibió por parte del personal de Salud durante las dos semanas de internación

En la jornada de ayer, personal de Salud despidió a la última paciente con COVID-19 del Hospital de Contingencia COVID-19, ubicado en el Hospital Interdistrital Evita. Por el momento, Formosa vuelve a una estatus sanitario libre de coronavirus.

En horas de la tarde, y ya instalada en su domicilio, la mujer dialogó con La Mañana. Lejos quedó aquel 25 de julio, cuando habló con este matutino para pedir ayuda y así regresar a la provincia. Esta vez su voz está más calma y, a la vez, desbordada de una emoción que atraviesa el teléfono.

“Primeramente, quiero agradecer a todo el plantel del Hospital Evita, desde la persona que fue a buscarme del aislamiento hasta los médicos, enfermeros y el personal de limpieza”, inició diciendo y recalcó que “la atención, la calidez humana y el trato fueron increíbles; es realmente digno de destacar”.

También destacó que todo el plantel médico estuvo atento de forma permanente, brindándole toda la contención necesaria para superar ese difícil momento que le tocó vivir. “Fueron increíbles las atenciones que recibí y quiero resaltarlo. Gracias a Dios, los dos hisopados salieron bien y en 15 días ya estoy en mi casa”, subrayó.

También agradeció la especial contención emocional que recibió por parte del grupo de los psicólogos y trabajadores sociales que formaron parte del ese gran plantel de profesionales, que no la abandonaron un minuto, además de la “gran labor del Gobierno provincial”.

“Por lo que experimenté, realmente hay una organización y se ve que el Gobierno se ocupa de su gente. Doy fe de eso porque lo viví, se nota la preocupación por cada persona; nunca me faltó absolutamente nada”, resaltó.

Cabe recordar que en aquel momento, la mujer pasó 7 días en un hotel de Buenos Aires antes de ser trasladada a la provincia. “Ahí llamé dos veces al médico, pero no me asistieron y tuve que viajar así. Cuando llegué a Formosa, ya me esperaban en Mansilla con todas las medidas sanitarias. Inmediatamente me hicieron el hisopado y al día siguiente, con el diagnostico, fui llevaba al Hospital Evita”, relató.

Por último, luego de varios meses lejos de su hogar, contó que se siente muy feliz de estar nuevamente en casa. Resaltó que se siente muy bien y no tiene ningún tipo de síntoma.

“Estuve encerrada muchos meses, fue toda una odisea todo esto y ahora seguiré cuidándome. Aunque me dijeron que ya no puedo contagiar, lo haré por precaución y por mi familia”, concluyó.

 

Comentários no Facebook