Trabajadores de gimnasios en crisis: “Queremos brindarle bienestar físico y mental a la gente”

0
8

Reclaman claridad al gobierno provincial y una respuesta sobre el protocolo presentado para la reapertura. Aseguran que muchas familias viven de esta actividad

El gobierno nacional ordenó el cierre de todos los gimnasios desde marzo, con el inicio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus. Luego de cinco meses, la situación económica que atraviesan los trabajadores de este sector es muy compleja.

En ese sentido, La Mañana dialogó con Carlos José Gómez dueño del gimnasio “CrossTime Funcionality”, ubicado por la avenida Napoleón Uriburu Nº 240 quien lamentó la dura crisis que atraviesa su sector ante la indefinición del gobierno provincial. Admitió que esto los alienta a trabajar de manera irregular para subsistir.

“La situación de nosotros es la misma del primer día. Seguimos con nuestros gimnasios cerrados y estamos tratando de hacer todo lo posible para sobrevivir”, inició diciendo este emprendedor y añadió que es su único ingreso familiar.

Según Gómez, la gente necesita los gimnasios para el cuidado de la salud física y mental. Indicó que buscan hacer algo para bajar el estrés del trabajo o comenzar el día haciendo actividad física, al igual que un profesor que corrija las posturas de cada ejercicio.

“Soy profesor de educación física pero no tengo cargo. Solamente trabajo del proyecto de vida al cual aposté, que es este gimnasio. Es una situación muy difícil porque no podemos hacer nada y las clases online no funcionan porque no es lo mismo ir a un gimnasio físicamente que estar haciendo las actividades a través de las redes”, explicó.

Cabe destacar que, cuando se fueron habilitando las primeras actividades, los profesores y propietarios de gimnasios presentaron un protocolo al Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19, para retomar también sus tareas con todas las medidas necesarias, pero hasta el momento no tuvieron respuesta alguna.

“Algunos tuvieron que salir a trabajar a dar clases particulares porque te obligan a eso. Hay que pagar alquiler, impuestos, deudas de los equipamientos que compré; son muchas cuestiones que el gobierno no entiende”, lamentó. “Necesitamos que nos den la oportunidad de cuidar a las personas, brindar movilidad y bienestar físico y mental”, profundizó.

Momentos de mucha inseguridad viven estos trabajadores que no tienen una fecha de reapertura de sus emprendimientos. Advierten que no solo se trata de los alumnos, sino también de todas las familias que no tienen un sustento hace cinco meses.

“Llegó un momento en mi vida donde era una pandora de situaciones y sentimientos, al límite de querer explotar. Cobré el IFE que me sirvió para pagar el monotributo, agua y luz. Pero tengo que comer y vivir, así que es desesperante porque muchas familias viven de esto”, reflexionó.

También Gómez reclamó mayor claridad por parte del gobierno provincial para definir si continúan esperando. “Queremos darle el cuidado a la gente y que confíen en nosotros. Por lo menos que nos digan con certeza si hay una fecha porque seguimos pagando alquileres sin saber cuándo vamos a poder volver a trabajar”, manifestó.

Por último propuso como una alternativa, si no pueden recibir a los alumnos en sus gimnasios, la posibilidad de que les habiliten a realizar la actividad física al aire libre.

“Si no podemos abrir los gimnasios, por lo menos que podamos trabajar legalmente al aire libre, que nos den la oportunidad de hacerlo con todas las medidas necesarias para que estén tranquilos y nos obliguen a hacer algo que no es debido”, finalizó.

FUENTE:lamañana

Comentários no Facebook