Trabajadora de El Comercial denunció que la Policía forzó las ventanas de su casa

0
14

Una empleada de este diario denunció que en la madrugada, uniformados se acercaron hasta su casa en el barrio Lote 4 y comenzaron a golpear violentamente la puerta.
“Teníamos miedo y esperamos a que se fueran, estábamos acostados ya”, indicó. Minutos después cuando cesaron los golpes, bajó y advirtió que las ventanas de su living estaban abiertas. “Eso es abuso, no pueden hacer eso sin tener una orden judicial”.

El Comercial dialogó con Julia, empleada de la Redacción de este diario, para comentar la situación que les tocó vivir junto a su marido.

“Estábamos durmiendo, eran las cinco y media de la mañana cuando comenzaron a golpear la puerta, no tocaban, golpeaban con violencia.

Teníamos miedo y esperamos a que se fueran, estábamos acostados ya. Después que pararon de golpear, me bajé para ir al baño y ahí vi que las ventanas de la sala del living estaban abiertas. Intentaron entrar o no sé; pero eso es abuso de autoridad, no pueden hacer eso sin tener una orden judicial, intentar entrar a una propiedad privada sin permiso”.

Antecedente
En la noche de este sábado, la mujer y su marido se juntaron a pasar una noche de amigos con otras cuatro personas más en su casa del Lote 4 (NdR: la mujer pidió reservar la ubicación exacta para evitar cualquier tipo de inconvenientes); estaban sentados en la vereda compartiendo bebidas y escuchando un poco de música. En la casa de al lado, había otra celebración, con más personas y con la música más alta.

“Supongo que algún vecino habrá llamado a la Policía por la música. Lo cierto es que vinieron a eso de la 1.30 por ahí, y nos metimos todos a la casa pero nos olvidamos los vasos y las botellas afuera así que seguro sabían que estábamos ahí adentro, quizás hicimos mal en no atenderlos.

Se pusieron a golpear la puerta y como no les atendimos, se fueron. Esperamos a que se fueran del lugar, y ahí decidimos terminar con la reunión, nuestros amigos se fueron a sus casas y nos quedamos solos con mi marido”, explicó.

Lo cierto es que pasadas casi 4 horas desde la primera irrupción de los agentes de la fuerza de seguridad, éstos volvieron y comenzaron a golpear violentamente la puerta del domicilio de la trabajadora de este diario.

“Me parece que nuestro error fue no haberles atendido en su primer momento pero tampoco creo que sea justificativo para que hayan intentado ingresar a mi hogar como lo hicieron”, cerró.

Esta semana la policía de Formosa tuvo una seguidilla de hechos bochornosos en cuanto al uso y abuso de poder que ejercieron sobre los ciudadanos civiles. A este suceso que narró Julia, se suman los dos que ocurrieron en un mismo control ubicado sobre la Avenida Gutnisky en cercanías a la Universidad Nacional de Formosa, donde los oficiales inventaron infracciones para sancionar a un remisero en un caso y a un reconocido empresario gastronómico, en otro.

“Esto es lo que les ordena a su policía, señor Ministro?” le planteó en un posteo el empresario al ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, Jorge González.

FUENTE:elcomercial

Comentários no Facebook