Supermercadistas denunciaron presiones para subir los precios

0
4

Las cámaras que representan al sector dicen que los grandes proveedores los usan como variable de ajuste y que hay dificultades para recibir mercaderías en tiempo y forma. El empresario Ricardo Cáceres, integrante de FASA y CAS, analizó la coyuntura regional.

La Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) ayer emitieron un comunicado en el que advierten que “el supermercadismo PYME y las Cadenas Regionales Argentinas están sufriendo un proceso de desabastecimiento debido a las actitudes discriminatorias de sus proveedores” y que “por eso las entidades que los representan requieren la urgente intervención de los organismos gubernamentales correspondientes”. Ambos núcleos denunciaron una serie de acciones de proveedores, como pretender aplicar aumentos de precios no autorizados o cargos adicionales, que pone a las PYME del sector en desigualdad de condiciones con las grandes cadenas, por lo que reclamaron la intervención de organismos gubernamentales

En ese sentido, época dialogó con el empresario formoseño Ricardo Cáceres, quien otrora supo integrar la conducción de CAS y FASA, para conocer si esa coyuntura alcanza a la góndolas correntinas. “Este presente alcanza a las cadenas de pequeña y mediana superficie de todo el país. Lamentablemente somos la variable de ajustes para los formadores de precios. Notamos que con las grandes superficies (hipermercados) que son de capitales multinacionales no hacen lo mismo, es un trato distinto y nosotros no queremos que sea así”, semblanteó Cáceres.

“Hoy por hoy es muy lenta la distribución por todos los retenes que hay entre las ciudades y provincias. Antes, una carga del proveedor la recibíamos a las 16 o 24 horas de comprarla. Actualmente, los camiones demoran hasta 72 horas en llegar al destino. Eso hace que afloren las carencias en las góndolas”, añadió.

“La situación es muy grave para los supermercados y autoservicios regionales, porque tenemos los precios de venta congelados a valores del pasado 6 de marzo de 2020, mientras que los costos operativos se han disparado producto de diversos protocolos introducidos por la cuarentena del COVID-19, con horarios de atención reducidos, licenciamiento del personal con riesgos sanitarios, con petitorios de incrementos de haberes impagables del gremio mercantil”, describieron desde FASA y CAS. “Sólo se han trasladado a precios los incrementos autorizados por la Disposición de la Secretaría de Comercio Interior Nº13/2020, en diversas categorías de productos”, detallaron ambas cámaras.

FUENTE:elcomercial

Comentários no Facebook