Salió corriendo desnudo a la calle para salvar a su sobrina de un secuestro y se llevó una sorpresa

0
18

“Me sentí estúpido y pensé: ‘espero que ninguna de las madres me denuncie‘ porque todos sus hijos me habían visto», confesó el protagonista de la escena, oriundo de Inglaterra. ¡Mirá las imágenes!

Un inglés salió desnudo corriendo de su casa porque creyó que estaban secuestrando a su sobrina de 11 años. Cámaras de seguridad de la vivienda captaron la situación, que terminó siendo una gran confusión, por lo que las imágenes rápidamente se volvieron virales. 

Se trata de Nathan Murphy (29), quien salió sin ropa a la calle luego de que junto a su familia pensara que Lucy estaba gritando en la calle en la furgoneta de un desconocido que la estaba intentando secuestrar.

Sin pensarlo dos veces, el individuo actuó con una máxima velocidad para ingresar al auto de su padre y perseguir al supuesto secuestrador. Sin embargo, cuando estaba yendo a buscar a la nena, justo cuando se subió al rodado, se encontró con la pequeña Lucy. Y fue así, cómo se dio cuenta que era una falsa alarma.

El padre de Nathan, de 64 años, no tuvo mejor idea que compartir esta grabación en su cuenta personal de Facebook y la misma tuvo miles de repercusiones de forma inmediata.

“Estaba dormido y cuando me desperté, escuché que gritaban. Abrí la ventana y pensé que alguien había sido atropellado o que estaba siendo apuñalado o algo así”, confesó Nathan, oriundo de North Ormesby, Middlesbrough.

“Salté de la cama, intenté encontrar mi ropa, terminé agarrando una camiseta y volé escaleras abajo. Cuando estaba en el frente escuché ‘secuestro’ y pensé, ‘Wow, esto es serio’”, relató.

Y continuó: “Las puertas del auto de mi papá se cierran automáticamente cuando alguien entra, así que me levanté y comencé a gritarle que me dejara entrar porque estaba desnudo y la mitad de la calle estaba afuera mirando. Cuando subí al auto, vi a Lucy doblar la esquina, así que salí y fue entonces cuando comenzó la vergüenza”.

“Me sentí estúpido y pensé: ‘espero que ninguna de las madres me denuncie‘ porque todos sus hijos me habían visto en la planta baja y no quería que me causara problemas”, admitió.

La confusión se produjo cuando la hermana de Nathan, la mamá de Natalie Murphy, creyó haber escuchado golpes y gritos que decían «mamá». Estos parecieron los llamados de su hija Lucy, pero la realidad es que había sido un gran error.

 

Comentários no Facebook