Martes 23 de Julio de 2024

Hoy es Martes 23 de Julio de 2024 y son las 23:57 -

13 de abril de 2023

San Lorenzo le dio otro duro golpe a Boca en el debut de Almirón y quedó a tiro de la punta

El Ciclón derrotó por 1-0 al Xeneize, que estrenó DT pero que no puede levantar cabeza en la Liga Profesional.

San Lorenzo le ganó en forma justa a Boca Juniors, en el que debutó como entrenador Jorge Almirón, por un 1 a 0, con un gol en contra de Guillermo Fernández, y se puso a un punto del líder River Plate al cabo de este encuentro de la undécima fecha de la Liga Profesional.

En un partido más hablado y luchado que jugado, con un arbitraje flojo de Facundo Tello que repartió muchas tarjetas amarillas y no pudo imponer su autoridad. San Lorenzo ganó merecidamente porque golpeó con el gol antes de los 10 minutos y luego, con mucha actitud e intensidad, disputó cada pelota.

Sin dudas que el comienzo de Almirón no fue el deseado, porque perdió por un gol en contra, se le lesionó Bruno Valdez en la misma acción (desgarro), uno de los pocos zagueros con los que cuenta, y encima fue expulsado Nicolás Figal. Con todo eso, el equipo trató de buscar una línea de juego, pero fue avasallado por la intensidad de San Lorenzo.

Almirón, con apenas dos días en el club de la Ribera, tiene un punto común con su predecesor en la estadística, ya que Hugo Ibarra debutó el año pasado ante San Lorenzo y perdió 2 a 1, y ahora él cayó derrotado ante el mismo rival. Y ambos encuentros se jugaron en el Bajo Flores.

A los cinco minutos de iniciado el encuentro falló el flamante sistema lumínico del Nuevo Gasómetro y el partido se interrumpió por tres minutos aproximadamente.

En la apertura San Lorenzo encontró espacios por la derecha, que aprovecharon Jalil Elías y Agustín Giay, pero al reanudarse el partido, a los 6 minutos hubo una llegada de Darío Benedetto por la derecha que sacó al córner Augusto Batalla.

El partido fue de discreto para abajo y San Lorenzo se encontró con el gol de entrada con un pelotazo largo de Rafael Pérez que el paraguayo Bruno Valdez fue a buscar y sufrió esa lesión muscular, la ganó Iván Leguizamón, que se fue solo y pateó, pero la pelota le pegó a "Pol" Fernández, se desvió y se le metió en el primer palo a Sergio "Chiquito" Romero.

Por la lesión de Bruno Valdez ingresó Facundo Roncaglia. San Lorenzo manejó el desarrollo del partido hasta los 20 minutos del primer tiempo, cuando Boca empezó a crear espacios por el sector derecho de Luis Advíncula y Luca Langoni, que era de los más movedizos junto a Sebastián Villa.

Así fue como Boca tuvo tres situaciones de gol: una por parte de Langoni que contuvo muy bien Batalla, y dos de Benedetto, que le ganó la posición las dos veces a Carlos "La Roca" Sanchez. En ambas situaciones el centro delantero de Boca se generó muy bien los espacios, pero definió muy mal.

San Lorenzo encontró en esta etapa esos lugares por la izquierda, con Leguizamón, Malcom Braida y Nahuel Barrios, quien se movió con mucha inteligencia y fue clave en ambas etapas, ya que con su gambeta hizo amonestar a varios rivales.

El "Perrito" Barrios, con la 10 en la espalda, fue la figura de San Lorenzo (algo recurrente en los últimos tres partidos) con el puntaje más alto, acompañado muy de cerca por otro surgido en las inferiores de Boedo como Iván Leguizamón.

San Lorenzo vivió el partido como un clásico, mientras que para Boca parecía uno más. Sin jugar bien, el "Ciclón" ponía actitud y energía, mientras que su rival no podía encontrar la pelota en la mitad de la cancha y los dos volantes dispuestos por Jorge Almirón estaban muy separados de los delanteros.

Sobre el final del primer tiempo el árbitro le sacó la tarjeta roja a Agustín Sandez por una falta a Agustín Giay, pero luego de constatar en el VAR se la reemplazó por una amarilla, ya que el jugador "xeneize" fue muy vehemente, pero no llegó a tocar al futbolista rival. Se equivocó Tello, y el VAR también, porque el reglamento habla de "golpear o intentar golpear con vehemencia", que fue lo que sucedió.

En la segunda etapa, cuando quiso rearmar líneas, Almirón envió a la cancha a Juan Ramírez por el amonestado Sández y volvió a la línea de cuatro. Y minutos después se hizo expulsar Figal por golpear infantilmente a un rival, por lo que Boca debió implementar varios sistemas en la cancha. El ex Independiente le había dicho a Sández que era un "verde" cuando inicialmente vio la roja.

Boca llegó después con 10 hombres a través de un cabezazo de Advíncula que sacó Batalla, y a la jugada siguiente Andrés Vombergar perdió el segundo solo ante "Chiquito" Romero. La visita volvió a llegar en el minuto 32 con un cabezazo de Alan Varela que dio en el travesaño.

Unos minutos después el guardameta de Boca Juniors realizó una doble salvada ante Leguizamón y Vombergar, cuando sus compañeros iban a al ataque en forma desordenada, mientras que los locales esperaban ordenados y contraatacaban con mayor precisión.

En los minutos que quedaban Villa demostró que sigue siendo el jugador más peligroso del "xeneize" a pesar de ser discontinuo. Y Almirón se lleva una derrota para pensar y trabajar en un equipo que tiene que levantar mucho para tener aspiraciones en la Copa Libertadores, el gran objetivo auriazul.

En la previa del partido se desplegó una bandera que ocupó toda la tribuna popular sur, con la inscripción "La Gloriosa Butteler" y las imágenes de Diego Armando Maradona (con la gorra de San Lorenzo), el Papa Francisco, el padre Lorenzo Maza y las Copas Libertadores y Sudamericana.

Y el acceso al estadio estuvo complicado porque hubo un corte en la intersección de Cruz y Perito Moreno por una protesta vecinal que reclamaba por medidas de seguridad en el barrio y solo se podía ingresar por Varela y Perito Moreno, además de Varela y Cruz.

Pero nada de esto último les importó a los hinchas azulgranas, que se fueron del Nuevo Gasómetro celebrando que la "paternidad" sobre Boca sigue intacta. (elcomercial)

COMPARTIR:

Comentarios