La Universidad de Formosa fabricó cinco cabinas sanitizantes para combatir el covid-19: Cómo funcionan

0
14

Una ya está funcionando con éxito en el ingreso del Rectorado

Personal del laboratorio de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Formosa fabricó hasta el momento cinco cabinas sanitizantes para utilizarlas como artefactos de desinfección dentro de la institución. Una está en funcionamiento al ingreso del Rectorado. Tiene más de dos metros de altura. Sus componentes no son nocivos para la salud y la ropa. Y serán ubicadas en puntos de accesos para el reinicio de clases.

En contacto con La Mañana en Vivo, Rodrigo Kratochvil, licenciado en Química Industrial y encargado del laboratorio de Cromatografía en la UNAF, comentó que el proyecto de diseñar y fabricar cabinas sanitizantes en la Universidad nació por una necesidad de prever y contener, con medidas de seguridad e higiene, un posible regreso de las clases presenciales en el marco de la pandemia.

“Son cabinas que se utilizan en los puntos de accesos en instituciones. En este caso, ya contamos con una en funcionamiento que está ubicada en la parte trasera del Rectorado, donde ingresa el personal que viene de gerencia u oficinas contiguas. A su vez, tenemos cuatro más que serán reubicadas en las distintas facultades del edificio universitario una vez que se reinicie el periodo de clases”, precisó.

Cómo funciona

Como responsable de la producción de los desinfectantes en el laboratorio, Kratochvil informó que para la función sanitizante de la cabina, se utilizó un producto químico denominado amonio cuaternario, en una proporción de 0,13 gramos; “un componente que actúa como detergente, antiséptico y desinfectante dentro de una dilución en agua, con alto espectro o alcance para bacterias, virus y hongos”.

El especialista aclaró que la fórmula es incolora y no causa manchas ni alteraciones cuando el líquido toma contacto con la ropa. “No tiene consecuencias nocivas para la salud ni efectos secundarios en la piel. Es totalmente segura y práctica. La única recomendación a tener en cuenta es el ingreso, o paso por la cabina, con el barbijo puesto para evitar que el componente entre en las fosas nasales o la boca, porque puede producir una leve tos”, indicó

Y agregó: “La persona ingresa a la cabina tiene que tener los ojos cerrados, gira 180 grados con los brazos extendidos por unos segundos y sale desinfestada. Es toda la maniobra que debe hacer para su mayor seguridad”.

FUENTE:lamañana

Comentários no Facebook