Indignante: hicieron una fiesta clandestina con 33 personas y subieron las fotos a Facebook

0
13

Ocurrió en Ensenada. Entre los invitados, había un joven que tenía síntomas de coronavirus y que incluso horas antes se había hecho el test para saber si era positivo.

Varios vecinos del barrio El Dique de Ensenada están enfurecidos con una familia que el sábado pasado realizó una fiesta clandestina para más de 30 personas, en una casa en las inmediaciones de 130 y 47, según denuncian. En el momento más difícil desde que la pandemia tocó suelo argentino, la noticia cayó como un baldazo de agua fría entre los vecinos, quienes aseguran que incluso lo publicaron en las redes sociales.

Pero, como si todo esto fuera poco, los denunciantes también agregaron que entre los invitados estuvo un joven que pocas horas antes se había realizado un hisopado nasofaríngeo, luego de manifestar síntomas compatibles con la enfermedad.

 

«Estamos encerrados con mis hijas por la cuarentena. Estuve un mes internada y todavía la sigo cumpliendo a rajatabla porque tengo mis bebés, y ellos están de fiesta con karaoke, con gente mayor y contagiando a todo el barrio. Es una locura», manifestó una mujer que dio cuenta de lo sucedido.

De acuerdo con la denunciante, el evento no solo incluyó una gran cantidad de personas acumuladas en una casa, sino que también hubo música a todo volumen. «No respetaron ninguna de las recomendaciones para disminuir la posibilidad de contagio. Fue una locura lo que hicieron. Tengo entendido que uno de los chicos que asistió, ese mismo día se había hecho el testeo«, sostuvo la mujer y agregó: «Fue con su mujer sabiendo que había gente mayor y demás».

Los vecinos aseguraron que, en medio de la celebración, dos chicas de 15 y 16 años salieron a las calles del barrio a reírse y sin utilizar barbijo. «Hicieron eso sabiendo que había un positivo en la fiesta. Es increíble lo que pasó». Tras el evento, los vecinos temen que se produzca un brote de contagios en el barrio El Dique y pidieron a las autoridades sanitarias que realicen un operativo de casa por casa para controlar la propagación del virus.

En Santa Fe

Unas veinte personas que fueron sorprendidas en una fiesta clandestina fueron demoradas por personal municipal y trasladados a la sede policial para su identificación y que se les labrase un acta por la violación de las nuevas normas dispuestas por la provincia para contener la pandemia de coronavirus.

Efectivos del área de control municipal desactivaron una reunión social que se desarrollaba dentro de un local gastronómico ubicado en Chacabuco al 1600 del barrio Candioti Norte, en la ciudad de Santa Fe. El operativo culminó con la aprehensión de los participantes del encuentro.

FUENTE:cronica

 

Comentários no Facebook