Dos formoseños varados en Resistencia se refugian en una estación de servicio mientras esperan ingresar a la provincia

0
10

Ambos jóvenes dejaron Formosa para buscar trabajo en Buenos Aires. Fueron y volvieron en un camión de carga

Miguel Ángel Martínez y Epifanio Candia están varados desde hace 13 días en una estación de servicio de Resistencia. Llegaron de Buenos Aires hasta Mansilla con una autorización nacional para circular y pasar; sin embargo, cuando accedieron al permiso provincial y el turno de ingreso, se cerraron las fronteras por los primeros casos positivos de coronavirus en Formosa.

En contacto con La Mañana en Vivo, Miguel Ángel de Tres Lagunas, junto a su compañero de viaje Epifanio de Laguna Blanca, comentó que salieron de la provincia en un búsqueda de trabajo en el mes de marzo, tiempo antes de que empiece la cuarentena por la pandemia. Como no se pudieron mantener en Buenos Aires, decidieron regresar a Formosa con las autorizaciones nacionales.

«Con estos permisos llegamos hasta Mansilla el 8 de junio, sin saber que para pasar también necesitábamos autorizaciones exclusivas. Gestionamos a través de la web y accedimos al permiso provincial y al turno de ingreso para el 13 de junio. Sin embargo, cuando llegó el día nos cerraron las puertas y nos quedamos varados en la ruta, como muchos otros formoseños que esperaban por sus ingresos”, explicó

Descartada la posibilidad de pasar hacia Formosa, ambos jóvenes regresaron a la ciudad de Resistencia para refugiarse en una estación de servicio: “Estamos acá hace 17 días. Comprando el agua caliente y bañándonos en este mismo lugar, con pocos recursos para sobrevivir y con la angustia de no saber cuándo se habilitarán de nuevos los permisos. Estamos dispuestos a entrar y cumplir con una cuarentena estricta en el tiempo que sea necesario, pero que no nos dejen aquí. Realmente el gobierno de Formosa no está haciendo nada por nosotros”, afirmó.

Miguel Ángel contó que se encuentran varados en cercanía a la rotonda de Resistencia junto al camión rojo de su compañero Candia, el cual utilizaron para viajar a Buenos Aires con las intenciones de ocuparlo en tareas de construcción con obras ya programadas. «Fuimos para trabajar con cargas por un arreglo que logramos y nos volvimos de nuevo con el camión vacío», dijo.

FUENTE:lamañana

Comentários no Facebook