Comienza a transmitir la Radio Wichí Huyaj

0
91

Es una iniciativa de una familia de comunicadores del Pueblo Wichí. Se emite desde Ingeniero Juárez, en Formosa, pero se propone llegar a Salta, el Chaco y el sur de Bolivia.

 

Comienza a transmitir la Radio Wichí Huyaj, emprendimiento de una familia de comunicadores del Pueblo Wichí, que apunta a trabajar con lo comunitario. La particularidad es que transmitirá por streaming, a través de su cuenta en Facebook.

Se trata, señalan sus hacedores, los hermanos Demóstenes Toribio y Teresa Marcela Toribio, de «Un medio de comunicación de autogestión cuya finalidad principal es crear espacios destinados a difundir programas y contenidos concernientes a las realidades de las comunidades indígenas wichí que habitan en las provincias de Salta, Chaco, Formosa y sur de Bolivia».

La radio se transmitirá «en castellano como lengua franca para no proscribir de los demás grupos que conforman el abanico cultural e interétnico, además de hacerlo en las diversas variedades dialectales de la lengua indígena». Y «pretende acercar la noticia, información (resumen de medios nacionales y/o especializados), música, entretenimiento, notas, entrevistas, reportajes y comentarios en un estrecho trato mediante las voces de autoridades, funcionarios públicos, líderes comunales, personalidades, y personajes de los diferentes lugares del territorio chaqueño», se reseña en una carta en la que los hermanos invitan a formar parte del Fondo de Amigos de la Radio Wichi Huyaj.

La nueva emisora transmitirá desde Formosa, en el departamento Matacos, más precisamente desde Ingeniero Juárez, centro poblacional que comparte características con el Chaco salteño. Su línea editorial, destacan los hermanos Toribio, «invita a la defensa de los derechos obtenidos en una sociedad que aglomera a culturas occidental e indígena». ESu plantel de conductores, operadores y técnicos, todos ellos  originario, tienen experiencia en la comunicación, con un desenvolvimiento «eficaz para comunicarse entre las dos culturas».

La planificación del proyecto demandó desde mayo pasado. Ahora se concreta con esta transmisión Facebook, en https://www.facebook.com/Radio-HUYAJ- 107323067737751/ y el streaming https://www.solumedia.com.ar/radios/8888/ «con una programación inicial mínima y regular, hasta tanto se concrete la página web donde se alojará toda la información pertinente».

Los hermanos Toribio hicieron una invitación a colaborar con la iniciativa, con un mínimo aporte monetario de 2 dólares, con el que se «podrá garantizar la continuidad de su funcionamiento, ya que demanda gastos económicos en energía, internet, eventuales reparaciones o reposiciones de aparatos, como así el estímulo para el plantel de trabajadores de la radio».

Quien colabore, tendrá, a modo de retribución, la posibilidad de participar de un sorteo de «prendas y/o piezas elaborados en chaguar y madera de palo santo», aportes de la diseñadora wichí María del Carmen Toribio y del tallador Eleuterio Toribio. Quienes deseen recibir más información pueden escribir al correo electrónico radiohuyaj@gmail.com, con copia a dtoribiogarcia@gmail.com. También pueden comunicarse con el teléfono +54 9 370 5009723.

Particular, pero apuntando a lo comunitario

Demóstenes Toribio es un reconocido comunicador wichí de la zona del Chaco salteño, aunque nació en El Potrillo, en el departamento Ramón Lista, en Formosa. Desde 2016 estaba radicado en la ciudad salteña de Tartagal, donde estudiaba Comunicación Social en la sede local de la Universidad Nacional de Salta, pero la cuarentena lo encontró en Juárez, a donde había ido a celebrar el cumpleaños de su hijita.

Esa es la ciudad/pueblo donde se crió, donde vive gran parte de su familia materna, y donde está su madre, Carmen García, y ahí sigue residiendo en estos días de pandemia. Desde ahí, con su hermana Teresa, comunicadora recibida en la Universidad Nur de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, y otros integrantes de la familia, como su hermano Raúl, también comunicador, y su madre, pensaron y este nuevo proyecto comunicacional.

En conversación con Salta/12 Demóstenes puso énfasis en que cuando cuenta que están lanzando una radio indígena se la vincula con un medio comunitario. “No es una radio comunitaria, es algo particular, privado, pero apuntado a trabajar con lo comunitario”, sostuvo. “Nosotros entendemos que hay muchas maneras de hacer comunicación”, dentro de la comunicación alternativa hay más alternativas todavía, razonó.

El traductor se mostró confiado en que podrán concretar un buen medio de comunicación, basándose en la experiencia que tienen en este campo, en una familia vinculada a la comunicación desde su padre, Juan Toribio, que hacía programas de radio en la histórica FM Oeste, de Ingeniero Juárez, hoy desaparecida. El mismo Demóstenes se inició en la radio de adolescente, como operador en el programa que conducía su padre.

Y, en cuanto al contenido de la nueva radio, contó que habló con mucha gente. La idea es “poner un medio de comunicación muy distinto», indicó. En su visión, los medios existentes en Juárez no les permiten acceder a ellos. Por eso, la idea de “un medio de comunicación que contenga ese tipo de palabra, la forma de hablar el castellano y también en la lengua propia. El castellano ¿por qué? Porque nosotros tenemos en la zona los chulupís, también tenemos los tobas, algunos de otros lugares también, y entonces para llevar un mensaje es necesario el castellano”.

«La idea es que el medio de comunicación que tengamos que funcione bien para el criollo, para el aborigen, para el que quiera hablar en su lengua pueda hacerlo, cosa que en los otros medios es imposible”. Y superar también algunas limitaciones de ciertos mensajes que se emiten sin tener presente la vida diaria de algunas familias wichí. Por ejemplo, dijo Toribio, en las campañas de concientización sobre los cuidados para prevenir la covid, que recomiendan usar barbijo, el distanciamiento social y alcohol en gel. “Cuando hablamos de alcohol en gel la verdad que eso es algo que no corresponde para nuestras comunidades. Hay una choza, con puertas de colcha, y todas las paredes son de mata o de yuyos, yo no sé, medio que una persona viviendo dentro de esa condición es muy difícil que se preocupe por un alcohol en gel”. “Además, para que el mensaje de las campañas de difusión de cuidados llegue completo, “tiene que ser en el lengua de uno”.

El territorio grande 

Toribio contó que aún para ellos, cuya lengua madre es el wichí, hubo dificultades para pensar la comunicación en Radio Huyaj. «Tenemos que buscar palabras adecuadas para que las 22 o 24 variedades dialectales dentro del wichí puedan entenderse. Y los que estamos en el tema más o menos sabemos, nos damos vuelta, recurrimos a la gente de Pozo del Tigre en Formosa, Sauzalito en Chaco, La Unión en Rivadavia Banda Sur de Salta, en Santa Victoria también y entonces los que trabajamos con la lengua más o menos entendemos como se puede hacer, como se puede transmitir la idea. Y eso era lo que más nos ha costado porque queremos llegar a todos”. Contó que en esas charlas participó su madre «porque ella por la edad que tiene sabe mucho, muchísimo”.

Toribio sostuvo que en las comunidades «tenemos las mismas cosas, desde aquí, desde un lugar del territorio grande que ocupamos hasta donde usted quiera pasamos las mismas cosas. Entonces de ahí nace la idea de querer contar».

El traductor señaló que desde chico vio que su padre fue siempre informante traductor para investigaciones de gente del CONICET o de la BBC de Londres, «y se ha dado la información desde siempre» y «nunca esa información se ha retribuido en algo que pueda ayudar o por lo menos que la gente indígena tenga mejores condiciones de vida”.

Comentários no Facebook