Adiós a LATAM Argentina: su último avión dejó el país y ya está en Chile

0
2

Cronología de la línea aérea que compitió con Aerolíneas Argentinas en el mercado interno, y que no pudo superar la presión de los gremios nacionales en contexto de pandemia.

Tras 15 años de operaciones en el país y de ser la única línea aérea en competir con Aerolíneas Argentinas en el mercado local, este domingo Latam Argentina despidió al último de sus aviones que partió desde Aeroparque.

LAN Argentina S.A. informa que, en el marco del cese definitivo de operaciones anunciado el pasado 17 de junio, la compañía trabajó en el proceso de traslado de aquellos aviones de su flota que permanecían en Argentina”, comunicó la empresa al finalizar el proceso de traslado de nueve aviones con matrícula argentina que salieron desde Ezeiza, Córdoba y Aeroparque hacia Santiago de Chile en los últimos 75 días.

Estos aviones, según publica Clarín, son equipos de 20 años de antigüedad que, así seguramente, continuarán operando como aviones de carga. Ninguno de ellos es propiedad de Latam, aclaró la empresa.

Lan llegó a Argentina como una empresa de capitales únicamente chilenos, antes de su fusión con TAM. En marzo 2005, durante el gobierno de Néstor Kirchner, la aerolínea chilena compró los permisos de vuelo de la local Aero2000, y constituyó la filial argentina junto con el estudio de abogados Pérez Alati y Benítes. En pocos años captó aproximadamente 20% del mercado local, compitiendo con Aerolíneas Argentinas en el mercado interno.

Latam Argentina llegó a tener una flota de 13 Airbus A-320 para vuelos locales y regionales, y tres Boeing B767 que volaban de Ezeiza a Miami, y a destinos regionales.

Desde la estatización de Aerolíneas Argentinas, durante la presidencia de Cristina Kirchner, comenzó a haber una fuerte presión contra la empresa, tanto desde el Estado como desde los gremios aeronáuticos. Pero después de algunas presentaciones judiciales, y con presiones diplomáticas, Lan siguió operando en Argentina.

Pero después de años de buena rentabilidad económica, durante el gobierno de Mauricio Macri —si bien era más “amigable” con las operaciones— la empresa comenzó a achicarse. Tras la devaluación de 2018, Latam perdió más de 260 millones de dólares.

Luego sobrevino la pandemia, y con ella el pedido de concurso preventivo del grupo LATAM en Estados Unidos. Y el 17 de junio de 2020 se anunció el cierre de LATAM Argentina.

En su presentación ante el ministerio de Trabajo, la empresa acusó de competencia desleal a Aerolíneas Argentinas y sostuvo que entre 2009 y 2020 la línea aérea estatal recibió “subsidios equivalentes a 5500 millones de dólares”. Pero por sobre todo, endilgó la responsabilidad de su salida del país a los gremios aeronáuticos.

Allí LATAM detalla que fueron 68 las medidas que intentó tomar para hacer más rentable su operación dentro del país, y que nunca propuso una reducción salarial, o la eliminación de fuentes de trabajo de su personal, que estaba encuadrado en los gremios APLA (pilotos), AAA (Aeronavegantes) y APA (personal de tierra).

“A la fecha (las propuestas a los gremios), sólo merecieron rechazos categóricos, contribuyendo a empeorar la dramática situación de LAN Argentina, previo al golpe final que hoy implica la pandemia y que hacen imposible la continuidad del negocio”, dijo la empresa en aquella presentación ante el Ministerio de Trabajo, en junio pasado.

Por fuera de LAN Argentina, el grupo mantiene en el país su actividad internacional y una estructura de 300 empleados de soporte y aeropuertos para atender la operación internacional (Lima, Santiago de Chile y San Pablo).

 

 

 

FUENTE: elcomercial

Comentários no Facebook