A cuatro años del crimen del dueño de la estación Vallejos su hija pide “que no se olviden”

0
18

Ayer se cumplieron cuatro años del atroz crimen de “Cacho” Vallejos, el dueño de la estación de servicio que está ubicada sobre la avenida Antártida Argentina y Pringles.
Vallejos fue encontrado sin vida en el interior del local que funcionaba en los surtidores y en su momento se investigó un crimen en ocasión de robo. Hubo tres personas detenidas aunque hoy no hay presos por la causa. Su hija, Solange, pide que no se olviden de él.

En una mañana como esta en 2016, la ciudad de Formosa se conmocionaba con un atroz crimen que sacudía la tranquilidad habitual. Carlos “Cacho” Vallejos, dueño de una estación de servicio de bandera blanca, ubicada sobre Avenida Antártida Argentina y Pringles, era encontrado sin vida en el interior del local comercial que funcionaba allí. Se habló de un crimen en ocasión de robo.

Su hija, Solange, quien es una de las partes querellantes en la causa, pide que no se olviden de él y dice que “haré todo lo posible para que esto no quede así. Que la justicia no se olvide de mi papá”.

La mujer, quien en su momento junto a su marido, que trabajaba con su padre, fue de una las tres personas que quedaron detenidas por espacio de un mes aproximadamente mientras se investigaba el asesinato de Vallejos.

“Este año no contamos con abogados porque ninguno de los que tuvimos supo darnos una respuesta favorable y todos llegaban al mismo punto sin retorno donde no se podía avanzar más. Estamos en cero”, indicó.

Criticó que la justicia frenó la causa y que desde que se liberó al último detenido, un hombre que fue señalado como el autor del disparo que terminó con la vida de Vallejos, “nunca supimos en realidad porqué se lo detuvo porque luego confesó que él nunca tuvo contacto con mi padre y tampoco sabemos porqué se lo liberó. Pedimos al juzgado las filmaciones pero no hemos tenido respuestas”.

La causa la tiene la doctora Karina Paz, Jueza de Instrucción y Correccional N° 5 de Formosa.

Los hechos

Cabe recordar que Vallejos tenía 66 años y era propietario de la estación de servicio ubicada entre la avenida Antártida Argentina y Pringles, donde fue hallado sin vida en la mañana del miércoles 31 de agosto de 2016, dentro del servicompras, con un disparo de arma de fuego en la espalda.

Fue asesinado cuando pretendía llegar a la puerta de su negocio para escapar del sujeto que finalmente terminó con su vida. El caso todavía está caratulado como «Homicidio con tentativa de robo». Un hombre estuvo detenido durante dos meses por este suceso, y luego fue liberado.

FUENTE:elcomercia

Comentários no Facebook