A 34 años de México 86, el Mundial con el que Diego Maradona llegó a la gloria

0
5

El 29 de junio de 1986 Argentina derrotaba a Alemania por 3 a 2 y levantaba su segunda Copa del Mundo. En el camino al título eliminaría a Inglaterra en un encuentro inolvidable.

La gesta de México 86 supone una de las más luminosas de la historia del deporte argentino propiamente dicho, en la medida que reunió una gama de matices virtuosos cuya máxima expresión, Diego Armando Maradona en sintonía celestial, se corresponde con la impronta que pudo haber sellado el guionista más ingenioso.

Fue el gran Mundial de Maradona, desde luego, pero también fue el gran Mundial de Carlos Salvador Bilardo y de unos cuantos jugadores capitales para apuntalar la estrategia y facilitar el sublime despliegue del «Diez», del genio en su salsa.

Y fue, por cierto, el Mundial de Julio Grondona, en la medida que tuvo espaldas de sobra y convicción como para dar un simbólico puñetazo sobre la mesa y sostener presiones que, además de un sector de la prensa especializada, emanaban de los dominios del mismísimo presidente Raúl Alfonsín y en equis momento convirtieron a Bilardo en un entrenador con los días contados.

El rendimiento de la Selección, ciertamente, no había ayudado a disipar los fantasmas: fueron años de experimentación copiosa y un brumoso ensamble que derivó en una clasificación descolorida, sufrida y agónica.

De hecho, tres de los principales protagonistas del partido con Perú en el Monumental no jugaron en México: Ubaldo Matildo Fillol con un par de atajadas clave y Daniel Passarella y Ricardo Gareca en la providencial sociedad que rubricó el 2-2 determinante.

Lo de Passarella, su presencia en el plantel y su ausencia en las canchas, permanece en el revoltijo del cajón donde conviven las anécdotas y las leyendas.

 

Comentários no Facebook